ZIO FOBIA

“Quiero dejarte algo muy en claro: No te preocupes por la presión norteamericana sobre Israel. Nosotros, el pueblo judío, controlamos norteamérica, y los norteamericanos lo saben.”
– Ariel Sharon, Primer Ministro israelita a Shimon Perez

Nuestra raza es una raza de amos. Somos Dioses divinos en este planeta. Somos tan diferentes de la razas inferiores como ellos lo son de los insectos. De hecho, comparados con nuestra raza, las otras razas son bestias y animales, a lo más ganado. Las otras razas son consideradas como el excremento humano. Nuestro destino es gobernar sobre las razas inferiores. Nuestro reino terrenal será gobernado por nuestro líder con vara de hierro. Las masas lamerán nuestros pies y nos servirán como nuestros esclavos.”
Menechem Begin, Primer Ministro Israelita.

“Un millón de Árabes no tienen el valor de una uña Judía”.
Rabino Yaacov Perrin (NY Dayly News, 28 de feb. de 1994, p.6)

Esto no es para acusar de asesinato masivo premeditado. Pero la conducta de Israel, el estado judío, está hasta ahora tan abajo del mínimun básico de la decencia humana que uno no puede sino emitir una reprimida risa cínica ante las depredaciones diarias de este “baluarte de la democracia en el Medio Oriente”. De hecho, después de sus últimos ataques contra la decencia humana – la invasión de su vecino Líbano – qué siguió inmediatamente después de una nueva escalada en el nivel de depravación contra los sitiados Palestinos y que también aparece como el prólogo de una guerra más amplia de los poderes Occidentales que intentan convertir a Irán en un infierno en llamas – Israel está simplemente llevando a cabo sus sagradas órdenes de destruir o esclavizar a todas las personas del mundo que no sean judíos. Y utilizando al ejército norteamericano como su mano de obra para el genocidio. A los que se les ha lavado el cerebro (qué son casi todos), esto parece como algún tipo de encendido antisemitismo. Llámelo Zio-fobia. Pero observe los hechos. Caos por todas partes, todos ellos fomentados por fuerzas oscuras que no pueden ser aprehendidas, pero que perduran como una clase de fantasmas producto de los medios de comunicación, que cometen atrocidades, culpando tanto a ellos como a otros de fomentar la violencia que ellos necesitan para cosechar las máximas ganancias . ¿Es esta la fórmula israelita o qué? Pero la pregunta persiste en la mentes de la mayoría de la gente: ¿Es la Zio-fobia un miedo real, o simplemente una errada proyección contra un grupo inocente de personas que han sido mal comprendidas durante todos estos siglos? Considere la violencia de las falsas banderas. ¿Comprende? La Violencia de las falsas banderas consiste en cometer un crimen y culpar en primer lugar a otro y luego atacar a quien se ha culpado. ¿Capta ahora la realidad de la situación política de hoy? ¿Ve usted cuan a menudo esto ha sucedido? Esto requiere conocer algo sobre la explosión del Hotel Rey David, el Asunto Lavon, el ataque al USS Liberty, el estallido del Lockerbie, y por último pero no menor, sept/11, las torres gemelas. Las palabras de Netanyahu perduran en la niebla de ozono de la memoria. “Ésto, (el ataque al WTC) es algo muy bueno para Israel…. ” La pregunta es: ¿Es la Zio-fobia real o imaginaria? Israel prepara terroristas en el Líbano para lanzar proyectiles sobre Israel. El daño es mínimo, pero Israel nunca ha dudado en sacrificar unos pocos de los suyos para que el juego parezca real. Bingo. Está la excusa para ampliar sus fronteras: arregle todo para que un soldado sea secuestrado en Gaza como pretexto para el exterminio final de los Palestinos. ¿Sucedieron estas cosas? ¿Por qué han estado sucediendo en Israel por más de un siglo? ¿Por qué siguen sucediendo? Y mucho peor, para todos,¿Por qué norteamérica se ha transformado en un estado controlado por los Judíos que flagela al mundo entero con su insaciable apetito financiero y falta de conciencia? ¿Estamos aquellos con Zio-fobia meramente engañándonos con una incorrecta interpretación de los hechos o estas cosas están realmente pasando? ¿Están todas esas personas inocentes en la Franja de Gaza realmente muertas? ¿Tienen los judíos conciencia? Esto no es antisemita. Es una pregunta real. Simplemente mire las fotos de esos niños muertos en el Líbano. Pídale a una anciana Palestina que le cuente sobre Jenin. O haga lo que yo hice: Pregúntele a la gente en Iranian TV: ¿Quién está fomentando la violencia entre las sectas musulmanas en Irak? La respuesta que usted consigue es un silencio absoluto. Lo mismo pasa al preguntarle a los norteamericanos sobre septiembre 11. Silencio absoluto. Pero cuando usted mira en los ojos de esas personas, usted sabe que ellos saben, pero tiene miedo de decirlo. ¿Puede seguir esto? Israel no tiene un derecho legítimo para existir, excepto como brazo vigilante provocador de los billonarios Illuminati que controlan a los mismos gobiernos que están promoviendo una guerra, para profitar, contra el mundo. Los mismos gobiernos que controlan nuestras vidas. Los mismos gobiernos que nosotros apoyamos. Muchas personas ya han comentado que Norteamérica está siendo rediseñada por Israel y los banqueros y magnates de los medios de comunicación judíos que controlan la mayor parte del pensamiento mundial. Norteamérica está siendo diseñada para ser la nueva Alemania, completamente destruida y deformada en esclavitud por la influencia judía. Y, bajo el castigo de la ley, no se permite hablar sobre ciertas cosas. ¿Puede usted decir “Holocuento”? . ¿Qué es ese bloqueo mental que le hace aceptar la versión judía del Holocausto y luego no puede criticar la lasciva matanza de civiles libaneses por parte de Israel? ¿Piensa usted que existe alguna conexión? Israel no está bajo ninguna amenaza que no sea aquella que ha creado por si misma en su engañoso e interminable intento por desestabilizar el mundo entero para que pueda extender sus fronteras. Y esto se presenta en los medios de comunicación de norteamérica como heroísmo. Es presentado en las redes de televisión de propiedad de los judíos que la mayoría de los norteamericanos aún consideran como esencialmente imparciales. Y allí rueda el trágico cuento. Las fuerzas armadas norteamericanas participan en una estafa que está llegando a todos. La amenaza del terrorismo ha sido inventada totalmente por las agencias de inteligencias Occidentales, para garantizar un enfoque en un enemigo que ha sido creado esencialmente por estas mismas personas. Es un enemigo perfecto en una estafa perfecta, porque garantiza una guerra interminable, ya que el enemigo, que en la realidad no existe, nunca puede ser atrapado. Pero todos los días, las acciones de Israel alcanzan nuevos niveles de depravación. Y quizá ahora, el mundo está comenzando finalmente a entender. La vieja frase “Usted no puede creer lo que usted leyó en los periódicos” está alcanzando nuevos niveles de relevancia. Ahora, su vida depende de su no creer en la versión oficial de lo que está pasando. Muchos también han comentado que el estado de los medios de comunicación norteamericanos han alcanzado los niveles del viejo estilo Soviético de control mental (también creado por los medios de comunicación judíos), sólo que los norteamericanos han rendido voluntariamente sus habilidades de percepción. Pero los implacables horrores de Israel son imposibles de ignorar. Contemplándolos nos permite identificar claramente la causa de ciertos problemas, como es la destrucción del mundo para obtener beneficios. Tal como decimos, los poderes se están preparando para la destrucción y las ventas tras incendios de otros países. ¿Recuerda cuánto de su dinero fue usado para arreglar los ficticios contratos de “reconstrucción” en Irak? ¿Ha visto algo reconstruido? No. Y la destrucción deliberada de sociedades no-judías continúan – con su apoyo. Junte los hechos relevantes. Vea la magnitud de esta sombra de engaños y depravación que colorean todas nuestras vidas. Cuando usted lo haga – si aún está vivo – comprenderá que usted tiene un caso rabioso de Zio-fobia. Y está perfectamente justificado. Todas estas cosas limitan la libre expresión y asesinan personas inocentes. Decidir que hacer acerca de esto, es una pregunta mucho más difícil. Existe la posibilidad que su sueldo dependa de mantener su boca cerrada. Éste es el dilema para todos, sobre todo para aquellos con familias. ¿Seguirá adelante avanzando y con la esperanza que no sean muchas las personas asesinadas (opción gruesa) o arriesga la seguridad de su propia familia hablando contra la demencia? Ésta es la pregunta más importante de nuestro tiempo. De cualquier tiempo. El hecho que nunca ha sido contestada adecuadamente es exactamente la razón por que la prospección para el futuro de la humanidad es tan oscuro como se está volviendo ahora mismo. Aquí hay una sugerencia sobre qué hacer, finalmente. Pídale a los judíos de su cercanía que le cuenten la historia de Israel. Y entonces atrápelo en su mentira. A Israel se le permite hacer lo que hace porque la judería norteamericana lo permite. Todos los judíos apoyan la existencia de Israel como una patria para los judíos porque ellos son perseguidos por el mundo, o así continúa la historia. La pregunta clave para lograr una paz sensata en este planeta es…. ¿Por qué los judíos han sido siempre perseguidos? Y, ¿Cómo esta persecución está relacionada con lo que está pasando ahora en Líbano, Gaza, Irak y en tantos otros lugares? ¿Existe una razón para esta persecución?, ¿No estará allí? La verdadera pregunta …. ¿Tiene usted el valor para verla? ¿O continuará usted manteniendo su boca cerrada por miedo a perder su sueldo? ¿Puede entender que las vidas de billones de personas dependen de cómo cada uno de nosotros de respuesta a esta pregunta? John Kaminski es un escritor que vive en Gulf Coast de Florida cuyos escritos en Internet se publican en centenares de sitios web alrededor del mundo. http://www.johnkaminski.com John Kaminski 25/07/2006 skylax@comcast.net

MANS, ¡Siempre Adelante!

Published in: on junio 5, 2009 at 3:39 am  Dejar un comentario  

HUMOR


MANS, ¡Siempre Adelante!

Published in: on junio 3, 2009 at 11:06 pm  Comments (1)  

Gerd Honsik, condenado a 5 años de prisión.

El pasado 28 de abril, nuestro extraordinario camarada austriaco Gerd Honsik (67 años), fue condenado a cinco años de prisión por haber demostrado la inexistencia del “Holocausto Judío” y además fue declarado culpable de ” Wiederbetaetigung” – es decir, “volver a la glorificación” del Nacional-Socialismo. Este “delito” se castiga con 20 años de prisión.

¡Hasta éste punto ha llegado el control sionista en Europa!


Gerd
Honnsik
es el autor del libro “Absolución para Hitler, donde demuestra la inexistencia del “Holocausto Judío”. Fue condenado en primera instancia en 1992 , pero se refugió en España, donde fue detenido por las autoridades españolas en octubre de 2007 y extraditado a Austria.


MANS
, ¡Siempre Adelante!
Published in: on junio 3, 2009 at 10:39 pm  Dejar un comentario  

marcha por la negación del Holocausto en Budapest

Hungría / 17-04-2009

La Guardia Húngara realizó una marcha por la negación del Holocausto. Mátyás Dósa, líder de la Guardia Húngara, expresó durante la marcha que no hubo Holocausto judio, refiriéndose que uno de los motivos de la marcha es “la lucha contra el dominio del sionismo sobre el mundo”.

El Ministro de Educación presentó un petitorio ante el Parlamento solicitando que la negación del Holocausto sea considerada delito. ¿Y donde queda la libertad de pensamiento?

MANS, ¡Siempre Adelante!


Published in: on junio 3, 2009 at 2:01 pm  Dejar un comentario  

Para el recuerdo de unos e información para otros.

Fijense en la postura y similitud de este nefasto general y la de David Ben Gurion el la foto de atrás.
Obviamente fue premiado por su traición y por la “limpieza” que realizó en las filas del Ejército.
Noticia aparecida en el semanario judío “Palabra Israelita” en 2005.

MANS, ¡Siempre Adelante!
Published in: on mayo 25, 2009 at 2:31 am  Dejar un comentario  

Educación Física y Nacional-Socialismo

  1. La educación física es una parte fundamental e inseparable de la educación nacionalsocialista.
  2. La finalidad y el contenido de la educación se sigue de la concepción nacional-socialista del mundo, que ve las fuerzas conservadoras e impulsoras de la nación en la comunidad de la sangre, en la aptitud para las armas, en la conciencia de raza y en las dotes de mando.La educación nacional-socialista está orientada hacia el pueblo y el Estado. Toma al hombre en su totalidad, para hacerle capaz y apto para servir a la comunidad nacional mediante el desarrollo de todas sus fuerzas, del cuerpo, del alma y de la mente.
  3. En la formación de la juventud en las escuelas, la educación física, dentro de la estructura de la educación como un todo, es de la mayor importancia.
    La educación física no ha sido puesta en los planes de estudio meramente con el propósito de adiestrar el cuerpo. Es, más bien, una formación sobre la base del cuerpo, o a través del cuerpo, es decir, encuentra a los jóvenes allí donde son más fácilmente educables: en la gimnasia, en el juego, en el deporte, en el movimiento.
  4. Nacionalidad, defensa, raza, dotes de mando, sirven también como líneas directrices para la estructuración de la educación física, que, en consecuencia, tiene un cuádruple objetivo:
    a) La educación física es educación en comunidad. Al exigir obediencia, coordinación, conducta caballerosa, espíritu varonil y de camaradería de parte de los camaradas en la instrucción, en la sección y en la escuadra, sin excepción de personas, les educa en aquellas virtudes que constituyen el fundamento de la comunidad nacional.
    b) La educación física conduce al hombre en formación, a través del desarrollo sistemático de sus instintos innatos para el movimiento, juegos y luchas competitivas, a la práctica del cumplimiento físico y al compromiso militante del Yo. Así crea las bases físicas y psíquicas para la capacidad de autodefensa, y para una sana utilización del tiempo libre en la edad adulta.
    c) La educación física desarrolla y forma el cuerpo y el espíritu, como portadores de la herencia racial, mediante ejercicios físicos arraigados en el espíritu de la Nación. Mediante la habituación a los deportes, crea concepciones saludables acerca de la belleza física y la eficiencia. Despierta y exige en el individuo y en la comunidad la conciencia del valor de la propia raza, y se pone por ello al servicio de la eugenesia racial.
    d) La educación física exige del joven camarada valor y autodisciplina, así como conducta independiente y responsable en la comunidad del deporte. De ese modo crea la posibilidad de reconocer y fomentar el talento para el liderazgo en el proceso de selección. La educación física es educación de la voluntad y del carácter.
  5. El cumplimiento militante está en el centro de la educación física, no como el propósito final de la educación, sino como un medio.
    Tiene que avanzar del brazo del desarrollo físico y espiritual de los jóvenes y de su capacidad de éxito, partiendo del inconsciente y llevando luego a la competición mediante un movimiento conscientemente entrenado.

    La buena forma es el resultado y la expresión externa de la buena realización.

    (De RichtUnien für die Leibeserziehung
    in Jungenschulen [Berlín, Weidmann’sche
    Verlagsbuchhandiung, 1937], pp. 7-8.)

MANS, ¡Siempre Adelante!
Published in: on mayo 20, 2009 at 1:42 pm  Comments (1)  

¡Nacional-Socialistas!

Tengan presente:
0.1.- El Nacional-Socialismo no debe ceder principios ideológicos a cambio de nada, no debe ir contra sus principios, de sus símbolos, de su estilo, para agradar a las masas.
0.2.- El respeto a las leyes de la Naturaleza es el autentico centro de nuestra visión del mundo. El judeo-cristianismo y las utopías morales tarde o temprano contradicen y se enfrentan con el Nacional-Socialismo por su igualitarismo antirracista y su oposición a la naturaleza.
0.3.- La idea de comunidad y unidad Aria, debe ser la respuesta nacional-socialista al mundialismo internacionalista e igualitario actual.
0.4.- No traicionar el principio racial y socialista por nada, ni quedarse anclado en las ideas pasadas y reaccionarias.
Camaradas, debéis entender que:
0.1.- Darse por vencido, es algo que un verdadero nacional-socialista, por naturaleza y definición es incapaz de hacer; ya que la Voluntad de Lucha – el elixir del Nacionalsocialismo – está en la medula de su ser. Sin ella no sería un nacional-socialista, si no, un eunuco espiritual sin vida.
0.2.- Los métodos y medios, no obstante, ser opcionales y variables, deben estar en armonía con los principios básicos y en consecuencia, con sus fines últimos.
0.3.- El verdadero fin del Nacional-Socialismo, no es una mejora del Estado, sino, una revolución en la mentalidad de hombres y mujeres.
0.4.- El poder tiene que ser obtenido por medio del Nacional-Socialismo como única herramienta. De otro modo, la gran y amarga ironía, es que, cuanto más rápidamente nos aproxima el pacto al poder, mas lejos nos deja de los objetivos originales.
0.5.- El Nacional-Socialismo no es algo parecido a la llamada “derecha”, ya que esta sofoca las implicaciones supranacionales y Pan-Arias del NS.
0.6.- Tampoco es algo próximo a la “izquierda” del viejo orden, ya que esta distorsiona las ideas sobre justicia social e igualdad económica.
0.7.- Un Verdadero nacional socialista debe estar EN CONTRA de la moda y costumbres actuales. De esos desaliñados “jeans”, uniforme actual de la generación democrática, de esos largos y piojosos cabellos de la chusma de golfos de la generación “moderna”, y de ese ruido infernal conocido por ” tecno-rock-pop-rap”, que es una autentica emanación del multirracismo.
0.8.- Se debe tener claro que el Orden sobre el Caos – que es la medula de nuestra doctrina- es el secreto del universo, y que todas estas variaciones del “arte” y “música” de la jungla son, por tanto, concesiones al caos y contrarias a nuestra ideología.

Heil Hitler!

MANS, ¡Siempre Adelante!
Published in: on abril 28, 2009 at 3:03 pm  Comments (1)  

Terminada la I Guerra Mundial Alemania se transformo en un país lleno de aflicción y necesidades, desgarrado y miserable, anegado en torrentes de sangre debido a la guerra civil, afligido por el azote del paro, de la lucha de clases y de la desesperación de todos.

Un país sobre el cual pesaba gravemente el dictado de Versalles, triste término de una guerra hecha heroicamente y perdida por Alemania.

Durante 4 años, estuvieron los hombres de este país en las fronteras para defender la patria. Millones de soldados murieron, fueron heridos o enfermaron.

Durante 4 años, estuvo el país sumido en profundo dolor, se entronizan la miseria y la privación y millones de seres fueron victimas del hambre. Terrible destino le esperaba a Alemania después del derrumbamiento de 1918 y parecía que tuviese que seguir el Reich a la tumba a sus soldados muertos y que en lo futuro sólo los mudos y patéticos monumentos a las víctimas de la guerra habían de ser testimonio de la grandeza pasada.

Largo tiempo atizada, estalló la sangrienta revuelta de la lucha de clases en Alemania. Mientras que el dictado de paz desarmaba al Reich prohibiéndole toda clase de aeroplanos, de cañones pesados y armas defensivas e incluso todo medio de protección contra un ataque militar no consintiéndole siquiera la posesión máscaras antigases, limitando el número de su ejercito profesional a 100.000 hombres, dejando indefenso e inerme al alemán en su terruño. En el interior se agitaban la muerte y la destrucción, la revuelta bolchevique y el terror sobre la nación tan duramente probada.

Fábricas y edificios públicos, palacios y viviendas particulares fueron acribillados a balazos, asesinados los rehenes, fusilados oficiales y excombatientes y las huelgas generales y las repúblicas bolcheviques de consejos destrozaron la economía.

Se propago la inmoralidad y mientras la calamidad del pueblo aumentaba hasta lo indecible, las fábricas se convirtieron en montones de escombros, el comercio se paralizó, la desocupación creció en proporciones aterradoras, una inflación que llegó a limites espantosos despojó al pueblo de sus últimas reservas económicas, se estrujó el depauperado organismo nacional con un enorme pago de tributos, y ejércitos enemigos ocupaban provincias enteras, la corrupción, el crimen y el general abandono se cernían sobre el pueblo, el bolchevismo alzaba su cabeza sangrienta.

Con bárbara embriaguez de placer intentaba el hombre librarse, aunque fuese por poco tiempo, del horror y la miseria. Sistemáticamente se mino la moral, el número de nacimientos retrocedió en forma aterradora, el arte fue la plataforma de todas las fuerzas destructoras.

Agobiados, pobrísimos, sin esperanza arrastraban los hombres su existencia amenazados por el espectro de la desocupación y del hambre y a cada instante horrorizados por las sangrientas barricadas con que el judeo-marxismo quería conseguir su propósito de esclavizar definitivamente a Alemania, haciéndola desaparecer como nación culta europea.

La democracia desenfrenada dislocó todos los organismos del Estado. Las luchas de partidos fraccionaron la voluntad nacional hasta reducirla a una total impotencia. El egoísmo individual triunfaba sobre el pueblo y sobre el Estado. Al sur y al oeste se alzó el separatismo intentando quebrantar la unidad del Reich.

La clase campesina se consumía. Centenares de miles de ciudadanos fueron lanzados de sus casas y de sus campos, las cosechas embargadas en los campos antes de haberse hecho la recolección.

En las ciudades se acrecentaba sin cesar la legión de desempleados hasta que, por último, había casi 7 millones de hombres sin trabajo y sin pan, sin esperanza de volver a trabajar algún día. La juventud que salía de las escuelas tenia que pasear ociosa por las calles.

Grandes consorcios económicos se derrumbaron, lo mismo que el modesto taller del artesano. En los puertos se oxidaron los barcos anclados. Los ingresos de la nación decrecieron de año en año. Enormes cargas se impusieron al Reich. La consecuencia fue el continuo aumento de los impuestos. Las carreteras se fueron estropeando, los ferrocarriles no fueron renovados, sólo los empréstitos extranjeros que precipitaban a todo el pueblo a la esclavitud del interés pudieron contener a duras penas el derrumbamiento general.

La calamidad material y la calamidad política llegaron al extremo. El asesinato político exigió su victima diaria, la curva de los grandes crímenes aumento aterradoramente. En la misma medida aumento la relajación moral. Emisarios marxistas y social demócratas propagaban libremente el ateísmo y todo genero de vicios. Los teatros, lo mismo que los cines se convirtieron en campos de inmoralidad. Una prensa corrompida honro al asesino y culpo al asesinado; se ultrajo sistemáticamente la santidad de la vida familiar y el amor a la patria.

Por fin a 15 años de incesantes miserias y de consciente desmoralización, Alemania había llegado al extremo de que el bolchevismo se dispusiera a intentar el último y decisivo golpe. A pesar de la desesperada defensa parecía definitivo el derrumbamiento de Alemania.

Alemania había perdido la esperanza, de los semblantes de sus hijos había desaparecido la alegría. Monótonos y tristes pasaban los días.

En medio del caos general, sólo un hombre se resistía con fanática indignación a tolerar este estado de situación, este hombre era Adolfo Hitler.

Nacido en Austria un 20 de Abril de 1889 en Brauau del Inn; era un desconocido entre 70 millones de alemanes. Él un simple soldados del gran ejército de combatientes de la I Guerra Mundial, había conseguido gracias a su meritos y virtudes militares las siguientes condecoraciones:

  • Cruz de hierro de segunda clase,
  • Cruz de servicio Militar de tercera clase con palmas,
  • Brazal negro de los heridos,
  • Cruz de Hierro de primera clase por su bravura en el puente de Montdidier, el 4 de Agosto de 1918, con la correspondiente citación de honor a la Orden del día.

El Führer ha visto indudablemente el peligro cara a cara. Tomo parte en combates cuerpo a cuerpo y participo en cargas a bayoneta calada.

Conoció bien el infierno que era la Tierra de Nadie, el desgaste nervioso de la guerra de trincheras, las torturas de la metralla y de los gases.

Durante la guerra no fue popular por su condición de «patriota», sus camaradas de armas lo tenían por un hombre distante y ensimismado. A ellos solo les importaba sobrevivir; mientras que nuestro Führer se dedicaba a proclamar un patriotismo que le mantenía en otro plano. Aquellos vivían de su estómago y él de sus ideales.

Después de la derrota, nuestro Führer vio que Alemania no podía ser salvada por medidas exteriores sino que necesitaba una nueva fe si no quería perder para siempre el porvenir. Adolf Hitler procedía del pueblo mismo. Campesinos, obreros y funcionarios fueron sus antepasados. Tuvo que ganarse con sus manos el sustento para sobrevivir.

Experimentó en sí mismo la calamidad de la desocupación y en la guerra había presenciado la camaradería que hizo de todos los alemanes en el frente una gran comunidad nacional. Ahora esta comunidad se había perdido, desgarrada y rota, en la lucha de clases y en la guerra civil, y el comprendió que había que resucitar ese credo de la comunidad antes de que pudiera remediarse la necesidad material. Un pueblo donde el interés individual prevalecía sobre el interés general tenía que perecer. Un pueblo que perdió y desdeñó su honor nacional tenía que perder necesariamente pan y trabajo y caer por último en el marxismo.

Y así, se puso a la obra y creó en el Partido Obrero Nacional-Socialista Alemán, el movimiento que logró hacer surgir de la Alemania de la decadencia, la Alemania de la comunidad nacional creadora. Y empezó su obra de distinto modo del que solían los políticos de entonces.

Se fue a buscar al pueblo y predicó sin descanso al campesino y al obrero, al hombre de la clase media, al patrono, al soldado, al estudiante y al funcionario, a todos los hombres y a todas las mujeres. No prometió aumento de salarios ni beneficiar al uno a costa del otro.

No convocó ni a la venganza ni a la guerra civil. No apeló a los bajos instintos de la envidia, de la codicia, no mintió con paraísos ni engañó al pueblo con promesas de futuro.

El Führer apeló a lo que hay de bueno en el hombre, al amor al pueblo y a la Patria, y a la razón que dice que al individuo no le puede ir bien si no le va bien a todo el pueblo.

Hizo ver que el interés particular tiene que subordinarse al interés general y que la comunidad de todos es preferible a la lucha de clases y de corporaciones. Demostró que sólo el sacrificio, el esfuerzo continuado y una voluntad fanática podrían evitar la catástrofe.

Y enseñó – al contrario de lo que algunos supuestos camaradas creen- que el trabajo es un honor y no una mácula. Sus principios eran sencillos y claros. Todos podían comprenderlos y él los repitió incansablemente hasta que se hicieron cuerpo y sangre en todos. Porque él tenía fe en Alemania pudo resucitar esa fe en las masas del pueblo. El hizo ver que no era el enemigo sino el camarada de todos, y así creó la paz interior.

Hizo comprender claramente a las masas que sólo un pueblo que defiende su honor procura pan y trabajo a sus hijos, y por lo tanto devolvió a su pueblo la libertad.

Porque Adolf Hitler creyó en la bondad, en la nobleza y en el espíritu de sacrificio del hombre ario ganó las masas para si. Y de esta manera surgieron esos cuadros que hoy conoce todo el mundo, en los cuales millones de hombres fueron fundidos espontáneamente en una unidad rindieron homenaje a un hombre.

Pero donde la fe de Alemania en su Führer se manifestó con mas fuerza fue en las grandes Asambleas del pueblo en Nüremberg, cuando la voluntad unánime del Reich adquirió en sus hombres expresión jamás vista por el mundo. Ahí en las Asambleas del Partido en Nüremberg fue verdaderamente representada toda Alemania para que le rindan cuentas de la labor realizada durante el año transcurrido y saber la norma para el venidero.

De la uniformidad de la marcha surgió una fuerza infinita. Se estaba formando un nuevo pueblo, de la adaptación de cada uno surgió la grandeza del todo. Porque la nación supo que la necesidad y la miseria no pueden conjurarse cuando cada cual hace y deja de hacer lo que quiere sino cuando aplica su esfuerzo al trabajo preciso. La pala del Servicio de Trabajo se convirtió en símbolo de la reconstrucción del Reich.

Restablecida la unidad política del Reich, imbuida Alemania del deseo unánime del supremo sacrificio, superado el dogma destructor de la lucha de clases por la idea de la comunidad nacional, refrenado el egoísmo en beneficio del pueblo, emprendió la nación el trabajo.

Comenzó una formidable reconstrucción sistemática en la cual se complementaron con pleno sentido las medidas del Reich, las del partido y las de la iniciativa privada. Y así, se logró reducir en tres años el paro forzoso desde unos 7 millones de desempleados a millón y medio.

Esta reanimación industrial se consiguió sin imponerle al pueblo la carga de un solo pfennig de deuda extranjera y, es más, no sólo permitió el caudal de energías de una voluntad nacional unánime subvenir con las propias fuerzas a las necesidades de la gigantesca cruzada del trabajo sino que se pagaron incluso deudas de la época funesta.

El hecho de que casi 5 millones de hombres encontrasen de nuevo trabajo y salario reanimó la vida económica alemana de un modo apenas sospechado. Y no es sólo que se elevase el nivel de vida de todo el pueblo, se aumentaron las imposiciones del ahorro, y el consumo de la carne, y el del mobiliario doméstico, y la comunicación postal, y la circulación ferroviaria, y aumentaron los ingresos del pueblo, y el mercado tuvo líquido disponible, y la cotización de las acciones alcanzó límites normales y, ante todo, los ingresos del Estado aumentaron en unos cuatro mil millones sin aumentar los impuestos, antes bien, a pesar de las repetidas disminuciones de los mismos.

La administración interior del Reich fue simplificada. Las fronteras que hasta entonces habían existido dentro de Alemania fueron suprimidas, y, por primera vez en la historia alemana, desapareció el fraccionamiento en pequeños Estados.

Con la introducción del Servicio Obligatorio del Trabajo se llamó a la juventud masculina y femenina a servir a la Patria.
La importancia del Servicio Obligatorio del Trabajo no radico tanto en su rendimiento económico – aunque ya hoy puede calcularse que creo valores más altos para la generalidad de lo que costo sostenerle – como en el hecho de que ahí comprendió la juventud alemana la nueva moral del trabajo en la comunidad nacional-socialista, es decir, que es un honor el poder trabajar y que es completamente indiferente para el valor del trabajo realizarle ante la mesa de escribir o con la pala en la mano, en las minas o en la oficina de un Director y que lo que importa es que cada cual cumpla su deber en su puesto para el bienestar colectivo.

Esta concepción de la naturaleza del trabajo que pertenece ya al acervo del Nacional-Socialismo no establece diferencias entre el patrono y el obrero, entre los trabajadores de la frente y los trabajadores del puño.

Todos ellos fueron reunidos en el “Frente del Trabajo” que congregó en si a todos los alemanes que trabajan, desde los magnates de la industria hasta el último obrero, desde el actor hasta el jornalero del campo. Con escrúpulo se cuido de que nadie abusara de trabajador. Este hecho de que en Alemania no se entablaron ya más luchas de salarios sino que se haya abierto paso una nueva ideología, explica completamente el milagro de la cruzada alemana del trabajo que no podría comprenderse por reflexiones puramente materiales.

De esta inmensa fuerza espiritual nació también la posibilidad de la liberación política del pueblo alemán. Como hace cien años antes de 1936 se cubrió Alemania de una red de ferrocarriles, así fue cubriendo el Führer el país con autopistas que respondieron a un plan ampliamente preconcebido como los grandes edificios del Ministerio del Aire o las construcciones olímpicas y las de Nüremberg y Munich, las autopistas dan testimonio , con su sencilla belleza de los nuevos tiempos. La autopista dio al paisaje un aspecto completamente distinto. El trazado no se hizo sólo atendiendo a consideraciones económicas, se procuro cuidadosamente no perturbar la belleza del paisaje, sino realzarla.
Como existían -aun están en funcionamiento- dos pistas separadas y el tráfico se realizaba sin que existiera el menor obstáculo y sin cruzarse con nada, las velocidades medias se triplicaron y se cuadruplicaron, algo extraordinario para la época.

Aquí se había realizado una obra para las centurias…

Pero toda la labor de reconstrucción hubiese sido inútil sin pensar hacerla con las futuras generaciones. Nunca más debía repetirse el espantoso estado de cosas que reinó de 1918 a 1933. Por eso no bastó que la nación se haya encontrado a si misma sino que era preciso conservar y fortalecer constantemente la comunidad lograda y la unidad de la nación. Así se marco el camino que debía recorrer el joven nacional-socialista.

Una vez recibidos los fundamentos ideológicos del nacional-socialismo en el Jungvolk y en la HitlerJugend el joven alemán, servía a la nación con la pala en el Servicio de trabajo y con las armas en el Ejército.

Luego, entraba en la SA. o en la actividad política del partido. Los jefes políticos del futuro necesitaban una preparación especialista que recibían en tres “burgos” que eran: Cróssinsee en Pomerania, Vogelsang en el Eifel y Sonthofen en Allgáu. Ahí se preparaban los jefes del porvenir, física, espiritual y científicamente, y ahí se formaba su carácter.

Junto al Reichssportfeld se encontraba la Casa del deporte alemán, morada del Jefe nacional del deporte y asiento de la Escuela Superior de Ejercicios físicos. Aquí surgió una ciudad entera del deporte, testimonio de la obra realizada en este sentido por la nueva Alemania que llevo la idea deportiva al corazón de todo alemán.

El Reichssportfeid llevaba el nombre del poeta nacionalsocialista Dietrich Eckart. En él se recogía la sublime tradición de la Antigüedad, y nos recuerda los soberbios anfiteatros de la antigua Grecia.

Naturalmente, la reconstrucción del Reich no se limito al aspecto político, al ideológico y al social sino que abarco todas las esferas de la existencia humana. El nacional-socialismo conquistó para el trabajador de la ciudad y para el campesino la seguridad de su existencia material y además les hizo participar en la vida cultural de la nación.

Fue algo natural que el trabajador alemán tuviese su teatro propio, viera los mejores filmes y oyera las mejores orquestas y a los mejores directores de Alemania. Nadie se asombraba de encontrar obreros en las grandes bibliotecas.

La Comunidad cultural nacional-socialista y las instituciones del Frente del Trabajo le dieron por primera vez la posibilidad de tomar parte en la vida del espíritu sin que influya en esto para nada la mayor o menor cuantía de su sueldo.

Alemania fue el único país del mundo donde esto fue factible porque estaba regida por el capitalismo sino que por el Socialismo Nacionalista. Alemania fue también el único país que con la organización nacional-socialista “Kraft durch Freude” (La fuerza por la alegría) permitió al obrero no sólo conocer su propia patria sino también el Extranjero, cosa que hasta esa época estaba reservada a las clases acomodadas.

Tres millones de obreros alemanes disfrutaron en 1935 de la belleza de las montañas alemanas, de la sublime grandeza de los Alpes alemanes, del dulce paisaje del Rhin alemán, de la espléndida amplitud de las costas alemanas. 150.000 visitaron en transatlánticos alemanes la isla de Madera y Noruega.

Millones de ellos siguieron los cursos deportivos. El trabajador alemán fue el único en el mundo que tuvo, sin excepción, vacaciones suficientes y pagadas. Esta inclusión del trabajador alemán en la vida cultural y su liberación de las cadenas del capitalismo hizo que la labor de cultura obtuviese éxitos enormes en Alemania.

No es sólo el que en aquella época existieran más teatros abiertos que nunca, que se celebraran más conciertos que se celebraron antes y que la producción del libro fuese mayor de lo que fue en las décadas anteriores, es que el Estado nacional-socialista tomó el arte bajo su dirección y le liberó por fin de los azares y de las luchas de tendencias, del régimen de protección y de la dependencia capitalista.

El Estado nacional-socialista hizo de él una cosa de todo el pueblo terminando con la concepción de que un poeta es un ser que pasa hambre en una buhardilla. El arte, la cultura y la ciencia fueron de nuevo asentados firmemente en la conciencia del pueblo. Numerosas fundaciones y premios oficiales sirvieron de estimulo al artista alemán y sirvieron de coronación visible de su obra ante el pueblo.

La creación de la Cámara nacional de Cultura en la que estaban congregados todos los que trabajaban en un arte cualquiera, dio además autonomía al arte alemán. De la misma manera que el arte, recibió la ciencia un impulso nunca visto. Aportaciones científicas, infecundas durante mucho tiempo para la vida pública, encontraron reconocimiento y aplicación en la legislación nacional-socialista. Las conclusiones biológicas, por ejemplo, inspiraron leyes importantes. Esta nueva corriente cultural encontró por último su expresión más sensible en la arquitectura de la nueva Alemania y su actividad más hermosa en la participación de todo el pueblo en la obra de cultura. No sólo en sus horas de ocio gozo el trabajador alemán de la hermosura de la vida. También sus lugares de trabajo fueron hermoseados y en consonancia con la dignidad del hombre trabajador. Por eso se creó en el Frente del Trabajo la sección “Belleza del Trabajo” que cuido de que desaparecieran los locales sucios, feos e indignos haciendo que el taller, la fábrica o la oficina fueran claros y agradables y que el trabajador dispusiera de locales propios donde comer y donde pasar con sus compañeros en su tiempo libre.

Un campo de verdor delante de las fábricas sirvió para reparar en cierto modo sus fuerzas, una luz abundante y adecuada facilito su trabajo porque en la Alemania nacionalsocialista el trabajo no era un suplicio sino una alegría.

La comunidad nacionalsocialista “Kraft durch Freude” fue el mejor estímulo para el arte alemán. Claro es que había que preparar el terreno para ello. Había que librar al arte de las cadenas del capitalismo y de un indigno régimen de protección, había que colocarle bajo la égida del Estado y devolverle su verdadera finalidad: la de ser expresión de los anhelos y de la fuerza de todo el pueblo. Esto permitió una nueva reorganización e hizo que la vida cultural se desenvolviese con más rapidez y exuberancia. Aumentaron los teatros abiertos más que nunca, se realizaron más conciertos que antes y la producción editorial fue muy superior a las de las décadas pasadas. El arte, la cultura y la ciencia fueron devueltos al pueblo recobrando así su natural elemento único en el que pudieron desarrollarse y florecer.

Junto a esta gran obra, estaba la obra de la sección “Belleza del trabajo” (Schónheit der Arbeit) que procuro que los lugares de trabajo estuviesen en hermosas condiciones y fueran dignos del trabajador alemán. Para esta obra se recaudaron sólo en Berlín a lo menos 40 millones de marcos, suma que se empleó en el embellecimiento de locales y talleres, de salas de reunión, de comedores, de emplazamientos de fábricas, de baños, de guardarropas, de cercas, de campos de deporte, de casas de baños, de jardines, de ventiladores, de bibliotecas, de terrazas, etc.

En suma, una obra inmensa que subsano en tres años escasos lo que dejó de hacerse en muchas décadas y presento al trabajador un nuevo mundo en el cual no estaba privado del derecho a disfrutar de la vida como lo estaba en el orden social que reinó hasta ese momento.

Aquellos que no habían podido encontrar trabajo y pan no estaban excluidos de la comunidad nacional. También ellos sabían que no sufrirían necesidad ni pasarían hambre y frío en el invierno.

Con la Obra de Socorro Invernal toda la nación les ayudaba. Y no debían su existencia a la limosna y a la compasión sino a la solidaridad nacional de todo un pueblo que no olvidó a los compatriotas más necesitados. En el invierno de 1935 a 1936 recaudó la Obra de Socorro Invernal 370 millones de marcos.

Del mismo modo que el pueblo entero luchaba y trabajaba para perfilar su futuro con unidad de mando y doctrina, así la comunidad se apresto al auxilio de los compatriotas que no habían podido ser reincorporados todavía al gran ritmo del trabajo y que padecerían necesidad sin la ayuda de aquélla.

Se instituyeron los domingos del plato único y modesto que en los inviernos 1933/34 y 1934/35 aportaron 54.7 millones de marcos. El “Día de la solidaridad nacional” en que los hombres prominentes del Estado y del movimiento hacen por las calles colectas para los necesitados se reunieron en los dos años de 1934 y 1935 unos 8.1 millones.

Maravillosa obra fue realizada por nuestro Führer…

Pero como todos sabemos, toda esta grandiosa obra de reconstrucción nacional tenia que ser interrumpida antes que otras naciones siguieran el ejemplo del nacional-socilismo y se zafaran definitivamente de las cadenas del judaísmo internacional.

Y conforme ello, se movilizaron todas las fuerzas del odio para destruir este nuevo resurgimiento ario que amenazaba con extenderse y regenerar esta diezmada tierra. Y así se impuso primero a Alemania y luego a todas las naciones europeas una guerra infernal, que solo cobro la vida de los mejores ciudadanos de cada nación, mientras el eterno judío se frotaba las manos ansioso que todo terminara luego para tomar su sangriento botín.

Botín que le costo 6 años para tomar, gracias a la férrea voluntad de lucha de miles de voluntarios europeos y americanos, que concientes de lo que la derrota significada para nuestra raza, hicieron sacrificios sobrehumanos para extender lo máximo posible la resistencia y así evitar la destrucción de Europa. Fue gracias a la gesta bravia y al liderazgo político y militar de nuestro Führer que la derrota no llego antes.

Fue él quien se impuso sobre un Estado Mayor cobarde y timorato para continuar en la lucha. Fue él quien pese a las traiciones supo imbuir al las tropas y al pueblo el entusiasmo necesario para perseverar en el combate.

Pero pese al entusiasmo, el sacrificio y la abnegación, las fuerzas del odio vencieron y acabaron momentáneamente con el último gran baluarte de una gran tradición que estaba a punto de desaparecer.

Por esto camaradas es nuestra misión sacar para siempre del baúl de los recuerdos los polvorosos símbolos y estandartes y en una salutación unánime alzarlos al sol en reconocimiento a nuestro Führer Adolf Hitler y a todos los mártires de nuestra causa.

¡Adolf Hitler!

¡Tu no estás muerto, tu vives entre y dentro de nosotros!

¡Adolf Hitler!

Sieg! Heil!

Published in: on abril 9, 2009 at 2:08 am  Dejar un comentario  

Limpiando Nuestro Símbolo

El valor conceptual y afectivo asociado a un símbolo está dado tanto por lo que éste es y significa, como por aquello a lo que a lo largo del tiempo se lo ha asociado. En este sentido, el sionismo internacional ha desarrollado un trabajo de condicionamiento en el cual, la svástica, ha sido expuesta innumerables veces asociada a genocidio, a caricaturas de oficiales SS con rasgos psicopáticos, matanzas y a toda forma de decadencia humana representada en la imagen prototípica popularizada por la industria holiwoodense.
La única forma de revertir este procedimiento de condicionamiento, técnicamente conocido dentro del análisis experimental de la conducta como condicionamiento clásico excitatorio, es a través de un procedimiento científico de modificación conductual de igual eficacia que el utilizado por el enemigo. Para esto es necesario primero entender sus fundamentos y luego la mecánica que hemos de seguir, si queremos de una vez por todas que el símbolo del Nacional Socialismo represente y evoque espontáneamente los altos valores que invoca.
El procedimiento de condicionamiento a través del cual la Svástica adquirió el carácter negativo que hoy tiene para la masa, consistió en exponer la imagen de la cruz gamada asociándola a escenarios que gatillaban de forma innata o aprendida emociones aversivas de miedo y horror.
Por ejemplo, tonos oscuros e imágenes de muerte y sufrimiento como aquellas fomentadas con la fabulación del holocausto, en la que el símbolo es sostenido por un oficial con rasgos y mirada asesina, mientras niños y mujeres en estado de inanición mueren bajo su bota insensible. De esta forma el símbolo pasó a ser una señal predictora de muerte y enfermedad mental y como tal evoca una respuesta automática defensiva en quien es expuesto a él.
Frente a este manejo conductual, tan bien maquinado, existe un solo camino científicamente probado dentro del área del análisis conductual aplicado para revertir este aprendizaje fatídico y recuperar el valor real de nuestro símbolo.
Se denomina contracondicionamiento
Previo a explicar el procedimiento que esto involucra es necesario descartar, pero no de plano si no fundadamente, el método según el cual la cruz gamada debe ser “guardada” hasta que una nueva comprensión sea posible.
Una vez que un estímulo ha adquirido un determinado valor por su exposición continua a estímulos afectivos aversivos (i.e., negativos) la no-exposición posterior a dicho estímulo (la svástica) no produce un proceso de extinción de la asociación antes adquirida y menos aún cuando dicha asociación se ha realizado de manera tan masiva, sistemática y continua a través de los medios de comunicación.
En este sentido, el procedimiento propuesto para recuperar en el público lego el verdadero carácter de la cruz gamada consiste en exponer el estímulo condicionado aversivamente (la svástica asociada a genocidio y psicopatía) a un nuevo estímulo incondicionado pero esta vez apetitivo(1).

Este procedimiento de contracondicionamiento, persigue re-condicionar el estímulo previamente asociado a un contexto en este caso aversivo, asociándolo a un nuevo contexto, esta vez apetitivo, positivo y constructivo. Por ejemplo, asociando la svástica a jóvenes trabajando por su comunidad, a palabras que representan valores nacional-socialistas valorados universalmente por el no judío, tales como la familia, la tradición el amor al patria, el honor, la lealtad, el orden y la disciplina.
La tarea sin embargo es ardua pues está demostrado que el número de ensayos requeridos para producir este contracondicionamiento es mucho mayor cuando el estímulo ha sido previamente asociado a un contexto aversivo. Dicho coloquialmente, es más difícil dejar de pensar que algo que antes se asoció con maldad pueda ahora asociarse a valores positivos, que viceversa.
Esto debido a que los sistemas motivacionales humanos han sido seleccionados de manera tal que la tendencia a evitar el peligro es mayor que aquella a aproximarse a lo que resulta apetitivo.
Por esto camaradas, debemos descartar de plano la errada estrategia de ocultar o suprimir nuestro símbolo de nuestra difusión y actividades, ya que al ocultarlo sin defenderlo, solo hemos logrado que el condicionamiento del enemigo se haga cada vez mas eficaz e irreversible.

La única manera de “limpiar la svástica” es exponerla asociándola a los VERDADEROS VALORES E IDEAS que sustentan a nuestra doctrina. Es momento de salir al paso ante la estrategia sionista y trabajar por una propaganda inteligente, valerosa y elevada.
Debemos logar que la svástica se instale positivamente en las mentes de nuestros compatriotas, con decisión, perseverancia y voluntad. Ocultarla es sinónimo de complicidad y colaboracionismo con el enemigo; al igual que ensuciarla con actitudes y acciones indignas, entupidas e inmorales.
¡UNIDAD DE MANDO Y DOCTRINA ES LA CLAVE DEL ÉXITO!
E.B.H.

M.A.N.S.

[1] Un estímulo es aversivo cuando despierta como respuesta automática la tendencia a alejarse de él o a evitarlo. Un estímulo es apetitivo en cambio, cuando gatilla como respuesta automática la tendencia a aproximarse a él y normalmente se asocia a la evocación de emociones positivas.
MANS, ¡Siempre Adelante!
Published in: on abril 3, 2009 at 2:46 am  Dejar un comentario  

“Justicia alemana” busca emitir una orden de arresto contra Obispo Williamson

La “Justicia alemana” no satisfecha con la detencion del historiador britanico David Irving por negar el “holocausto”, ahora esta estudiando la posibilidad de emitir una orden de detención en contra del Obispo Richard Williamson por el mismo “delito” de pensar y cuestionar.

Lo anterior fue informado por el Ministro de Justicia alemana, Brigitte Zypries , durante la Convención de Ministros de Justicia de la Unión Europea en Bruselas. Zypries dijo que entes oficiales en Alemania están considerando la posibilidad de emitir una orden de arresto vigente en todo el territorio de la Unión Europea contra Williamson, quien declaró fundamentadamente ante la televisión sueca que no más de 300 mil personas murieron en los campos de concentración y no por una politica de exterminio de Hitler.

Ver entrevista: http://www.youtube.com/watch?v=cSTqYSW6yTU
MANS, ¡Siempre Adelante!
Published in: on abril 1, 2009 at 1:55 pm  Dejar un comentario