LAS RAÍCES HEBRAICAS DE OBAMA

Original SunSentinel.com

El cotidiano The Jewish Daily Forward ha publicado una larga nota sobre el Rabino Capers Funnye (en la foto de abajo), uno de os más prominentes rabinos negros que es también el primo de Michelle Obama (la nueva First Lady).

“Mientras que Barack Obama ha luchado por capturar los votos judíos, se descubre que uno de los primos de la mujer es el más prominente rabino negro del país”.

Michelle Obama, esposa del candidato demócrata, es prima en segundo grado del Rabino Capperi Funnye, leader espiritual de una sinagoga en gran parte negra en Chicago’s South Side. La madre de Funnye, Verdelle Robinson Funnye, y el abuelo paterno de Micvhele Obama, Frasier Robinson Jr, eran hermanos.

Funnye (pronunciado FUH-NAY) es el rabino jefe de la B’nai Beth Shalom Zaken, Congregación hebraico-etíope en el suroeste de Chicago. Él resulta muy conocido en los círculos judaicos por actuar como un puente entre el judaísmo dominante y los sectores mucho más pequeños, y en gran medida segregados, de las comunidades negras en el mundo hebraico, también conocidas como judíos negros, o Israelitas. Él ha solicitado muchas veces a la más gran comunidad hebraica de ser más abierta hacia los judíos que no son negros.

En esta campañ Funnye otorga un elemento inesperado en el remanido tema de las relaciones entre Barack Obama y la comunidad judía. Por otro lado han sido muchas las organizaciones políticas judías, así como electores y donantes, entre ellas las más importantes y ricas familias de la ciuad, que han desrollado un rol esencial en el ascenso de Obama al poder de Chicago.
Pero el senador de Illinois ha luchas para superar las sospechas de algunos sectores de la comunidad judía respecto de que fuese un musulmán secreto.

Al respecto Funnye, que se describe a sí mismo como un independiente, ha manifestado que, a pesar de no haberse inmiscuido en la campaña de Obama, ha donado dinero para la misma.
“Con seguridad toda nuestra familia habría estado orgullosa de Obama,” ha manifestado Funnye Inoltra. Michelle Obama y la oficina electoral de campaña de Obama no han querido comentar tales declaraciones. Funnye, 56 años, conoce a Michelle Obama (Michelle Robinson de soltera), 44 años, desde su nacimiento. Ambos crecieron en la zona sur de Chicago, en done la madre de Funnye y el padre de Michelle Obama se hallaban muy en contacto.

“Su padre era como el pegamento de nuestra familia”, ha manifestado Funnye. “Ha siempre deseado mantener a la familia muy unida y permanecer en contacto con todos “. Funnye y Michelle si veían muchas veces durante su juventud. La madre de Michelle Obama, Marian Robinson, si acuerda de Funnye y de su familia cuando los iban a visitar.
Con el paso de los años se debilitó la relación, pero la misma fue retomada luego cuando Michelle trabajaba en la universidad de Chicago y Funny era jefe de una organización de servicios sociales denominada “The Blue Gargoyle”.
Funnye ha también trabajado con Barack Obama, quien, como Senador del Estado, iba hablar con él por temas relativos a su organización. Cuando Barack y Michelle Obama se casaron, Funnye y su familia participaron del matrimonio.

Hasta aquí la nota originada en un medio estadounidense y distribuida ampliamente por el mundo entero.
Queremos aportar algunas opiniones al respecto.

1) No agrega ni quita nada a nuestro entender el hecho de que la mujer de Obama tenga un pariente judío falasha de origen etíope. Los judíos negros que habitan en Israel son despreciados y discriminados por sus compatriotas blancos y no ocupan cargos de significación en dicho Estado.

2) No por su relación con tal comunidad ha sido que Obama ha manifestado que luchará hasta el final para que Jerusalén sea la capital de Israel. Para adherir al sionismo no es necesario ser judío, tal como lo demostrara ampliamente su predecesor Bush. Más aun, los judíos verdaderos y ortodoxos, como el movimiento Naturei Karta están en contra del sionismo.
3) Es en razón de tal meta que hoy Obama ha puesto como objetivo principal de su política internacional el aniquilamiento de Al Qaeda ya que dicha organización, a diferencia de su declamado sionismo, ha manifestado que su meta es que Jerusalén sea la capital del Califato del Medio Oriente. Por tal causa Obama ha declarado que dialogará con Irán y con Rusia para hacer un frente común contra dicha organización y el movimiento talibán afgano.(Ver The Washington Post del día de la fecha)
4) Queda claro pues que no se necesita ser judío ni negro para estar con Israel. Tal como se manifestara en un reciente congreso de raza blanca realizado en territorio ruso, Israel es la vanguardia de tal grupo étnico en el Medio Oriente, encargada de hacer frente a las razas de piel oscura semitas. Los judíos que gobiernan Israel son mayoritariamente ashkenazis de origen europeo y blanco que oprimen en el propio territorio a sefaraditas y negros falashas. Por tal razón varios políticos de ‘derecha’ y ‘neofascistas’ europeos como Fini, el intendente de Roma Alemanno (casado con la hija del fascista ortodoxo Pino Rauti) en Italia o Sarkozy en Francia hoy rinden homenaje a ‘esa ejemplar democracia del Medio Oriente’.
5) Tal como ha dicho con razón el izquierdista Chomsky y también lo repitió Berlusconi en otro contexto, Obama no es un negro, sino un blanco muy bronceado. Mucho más bronceado que Bush que apenas se animó a hacer dos guerras por los intereses de su ‘raza’. En su debate con McCain ha manifestado que es indispensable para terminar con el fundamentalismo islámico invadir Pakistán, es decir una tercera guerra, y seguramente Somalia, esto es una cuarta y podríamos seguir…

Marcos Ghio
12/11/08

Published in: on noviembre 28, 2008 at 7:20 pm  Comments (2)  

22 Noviembre se recuerda: HOLODOMOR, el holocausto ukraniano.

Hasta el hartazgo nos tiene la propaganda sionistas con su cinematográfica y fabulesca historia del “Holocausto”, que tanto nacional-socialistas e historiadores revisionistas catalogamos de HOLOCUENTO.

Todos nos hemos deleitado a lo largo de décadas con las historias de sufrimiento, muerte y tortura de las que ha sido una “victima” supuesta el pueblo judío.

Millones de dólares han sido invertidos para mantener en pie al gigante de barro que es el “holocausto”. Solo basta echar a correr sobre sus pies el agua de la verdad, para que sus bases cedan ante la irresistible fuerza de esta.

Al mirar retrospectivamente nos hemos percatado que para la “Historia” el único dolor válido ha sido el dolor judío. La prensa, el cine y la televisión sólo cubren o informan cuándo el judío sufre o se siente amenazado.

A nadie le importó en su momento el sufrimiento de los japoneses exterminados con la bomba atómica, las muertes provocadas por los norteamericanos en Viet Nam, o las muertes de la población civil en Dresden durante la Segunda Guerra Mundial.

Hasta la fecha no hemos visto películas de propaganda que muestren el dolor de los no judíos citados, no vemos monumentos, charlas, o películas que muestres su dolor. Pero si tenemos que soportar a diario el embuste del holocausto judío.

A continuación reproducimos en nuestro blog un artículo que nos ilustra sobre un VERDADERO HOLOCAUSTO, el que no es publicitado por los cineastas judíos de “judiwood” y NO APARECE EL NUESTROS LIBROS DE HISTORIA.

Es el HOLOCAUSTO del Pueblo Ucraniano a manos de los JUDEO BOLCHEVIQUES, que provocaron la muerte de 17 MILLONES de ucranianos y más de 60 MILLONES de rusos.

¿Contrastan estas cifras con las del Holocuento judío? Vea usted.

Los antecedentes al genocidio

Es irónico como uno de los territorios con los paisajes más hermosos del mundo, compuesto de fértiles estepas, pinos salpicados de nieve que se alzan hasta el cielo y ríos cristalinos, a su vez haya sido víctima de algunos de los mayores baños de sangre de la historia. Tras 200 años de dominio Zarista el pueblo Ucraniano creyó haber alcanzado su libertad en 1917, cuando la revolución comunista en Rusia logra destronar a los Zares.

Inmediatamente restablecieron su capital en la histórica ciudad de Kiev y volvieron a cantar sus canciones nacionales en público después de décadas de prohibición. Quizás a causa de la alegría de los primeros días nunca creyeron que el rigor del martillo comunista caería con todo su peso sobre la población. Pero una vez en el poder y después de haberse reorganizado el flamante régimen comunista al mando de Lenin (judío) se propuso la meta de “reclamar” las tierras ucranianas como propias, territorio que gracias a su fertilidad era extremadamente valioso.

Con este fin se enviaron varios destacamentos del Ejército Rojo con órdenes directas: “Retomar Ucrania a cualquier precio y bajo cualquier medio”. Esto desembocaría en una valerosa y fatídica resistencia que duraría cuatro años. Como resultado cientos de miles de hombres perdieron su vida, cientos de miles de mujeres fueron abusadas y toda la población fue hambreada hasta los huesos, ya que Lenin (judío) decretó que el grano producido en Ucrania debía ser enviado a las grandes ciudades Rusas. El Holodomor, o el Holocausto Ucraniano.

La invasión ordenada por Lenin (judío) traería una ola de resentimiento sin parangón en la sociedad ucraniana, no solo por la cantidad de grano que era extirpado de sus mercados a la fuerza, sino por la cantidad de violaciones que sufrían las mujeres a manos de los destacamentos del Ejército Rojo estacionados en toda Ucrania. Lenin, (judío) quien ya tenía muchos dolores de cabeza con su propia población, la cual veía que no todo era tan utópico como se les había prometido en un primer momento, decide alivianar la situación dándoles un poco de “libertad” y limitando la expropiación de grano. Esto llevó a que el pueblo ucraniano luchara más que nunca para mantener sus costumbres y tradiciones, por lo que mucha gente comenzó a vestir ropas típicas y en las cantinas y hogares se cantaban las canciones populares.

Desgraciadamente la guerra de 1917 sería un juego de niños comparado con la atroz cadena de eventos que estarían por llegar. Al morir Lenin en el 24 subiría al poder una de las peores escorias que éste planeta ha visto: el carnicero Stalin. (judío) Tras “reacomodar” la situación en su país Stalin (judío) consideraría inaceptable que las fértiles y ricas tierras ucranianas fueran tan “independientes”, por lo que comenzaría una serie de políticas horribles con el fin de amedrentar su espíritu nacional y adueñarse de la poca libertad que aun les quedaba.

La primera medida fue el fusilamiento o la detención de miles de científicos, artistas y políticos bajo la falsa excusa de “agentes contra-revolucionarios”. Conjuntamente ordenó la persecución de todos los Kulaks -granjeros con más de 10 hectáreas de tierra-, por lo que millones de personas fueron removidas de sus tierras en el temible proceso de “colectivización”. Incluso la antecesora de la KGB, la GPU, era enviada a aterrorizar a la población civil para obligarla a “cooperar con el gran plan”.

No obstante, el orgullo del pueblo ucraniano llevó a las personas a combatir las medidas. Mucha gente prefirió quemar sus pertenencias y arrojar sal en la tierra antes que cedérselas al régimen comunista; otros armaban milicias paramilitares que atacaban destacamentos del ejército de Stalin (judío). Temiendo que esta insurrección, este clamor por la libertad, se expandiera al resto de los territorios soviéticos Stalin ordena una apropiación masiva de toda la producción agrícola-ganadera de Ucrania; conjuntamente se ordenó establecer un Mapa mostrando las zonas más afectadas por el genocidio.

Las zonas en rojo superan el 26% del total de la población. Como resultado y ya para el año 1933 Ucrania se encontraba totalmente vacía de comida, siendo los ancianos, los niños y las mujeres embarazadas los primeros en caer. Según relatos de sobrevivientes cuando los perros, los gatos y los pájaros se acabaron las calles comenzaron a plagarse de cadáveres, mientras que al mismo tiempo los graneros se encontraban abarrotados con “grano de reserva”.La dura cortina de hierro que impuso el régimen comunista hace imposible hoy en día saber la cantidad exacta de muertes, pero las estimaciones más conservadoras varían de 5 a 7 millones. En total 1/4 de la población Ucraniana cesó de existir, y se calcula que en el peor momento por día morían de hambre unas 25 mil personas. De ésos 7 millones se calcula que de 2 a 3 millones fueron niños nacidos entre 1932 y 1933.

PARA CONOCER LA MAGNITUD DE LOS CRIMENES DEL JUDEO COMUNISMO VISITE LA SIGUIENTE PÁGINA WEB:


http://www.libreopinion.com/members/memoriapamiat/

Published in: on noviembre 20, 2008 at 5:02 pm  Comments (1)